• A fin de conservar el orden y la disciplina en las escuelas y resguardar la seguridad y el bienestar de los estudiantes y del personal escolar, las autoridades de la escuela pueden revisar a un estudiante, los casilleros de los estudiantes, los automóviles de los estudiantes, o las computadoras de la escuela bajo las circunstancias descritas a continuación y pueden confiscar cualquier material ilegal, no autorizado o de contrabando hallado durante la investigación. Se permite el uso de detectores manuales o fijos de metales para revisar a los estudiantes y sus pertenencias.
     
    En esta política, el término “no autorizado” significa cualquier elemento peligroso para la salud o seguridad de los estudiantes o personal escolar, o que pudiera perturbar cualquier función, misión o proceso legales de la escuela, o cualquier elemento descrito como no autorizado en las reglas de la escuela disponibles para los estudiantes de antemano.
    La resistencia a las investigaciones y confiscaciones según las disposiciones de esta política ameritará medidas disciplinarias.
     
    A. Registros personales: los artículos personales de un estudiante (por ejemplo, bolsa, mochila, etc.) pueden registrarse en cualquier momento en que una autoridad de la escuela tenga una sospecha razonable para creer que el estudiante está en posesión de materiales ilegales o no autorizados.
    Todo cacheo practicado a un estudiante debe ser realizado en un lugar privado y por un funcionario escolar del mismo sexo y debe haber un testigo adulto presente siempre que sea posible.
    Si un funcionario escolar razonablemente sospecha que el estudiante oculta en su persona un elemento de peligro inminente para el estudiante o para otros, puede realizarse una investigación más exhaustiva del estudiante. Dicha investigación solo puede ser realizada en un lugar privado por un funcionario escolar del mismo sexo, con un testigo adulto del mismo sexo presente, y solo con la aprobación previa del Director Principal de Seguridad, su designado o uno de sus supervisores, a menos que la demora que pudiera significar seguir estos procedimientos ponga en riesgo la salud o seguridad de los estudiantes.
     
    B. Registros de casilleros: los casilleros de los estudiantes son propiedad de la escuela y permanecen en todo momento bajo el control de la escuela; sin embargo, se espera que los estudiantes asuman una completa responsabilidad de la seguridad de sus casilleros. Las autoridades escolares pueden realizar revisiones periódicas de los casilleros por cualquier razón y en cualquier momento sin aviso, sin el consentimiento de los estudiantes ni una orden judicial de registro.
     
    C. Registrosde automóviles: estacionar un automóvil en instalaciones de la escuela es un privilegio y no un derecho de los estudiantes. La escuela se reserva el derecho de realizar patrullajes de rutina en los estacionamientos para estudiantes y revisar el exterior de los automóviles de estudiantes que estén en instalaciones escolares. Se puede revisar el interior de los vehículos de los estudiantes cada vez que una autoridad escolar tenga sospechas razonables de que en ellos haya materiales ilegales o no autorizados. Dichos patrullajes e inspecciones se pueden realizar sin previo aviso, sin el consentimiento de los estudiantes ni una orden judicial de registro.
     
    D. Computadoras de la escuela: las computadoras de la escuela y todos los datos que contengan permanecen bajo el control del establecimiento y pueden ser revisados en cualquier momento.
     
    E. Detectores de metales: los funcionarios de la escuela u oficiales de aplicación de la ley pueden realizar revisiones con detectores de metales a grupos de personas su las revisiones se hacen en una forma mínimamente invasiva y no discriminante (por ejemplo, a todos los estudiantes en una clase elegida al azar; en cada tercer persona que ingresa a un evento atlético). Las revisiones de grupos con detectores de metales no pueden realizarse a una sola persona o categoría de personas en particular.
    Si un funcionario escolar o policial tiene sospechas razonables de que un estudiante en particular posee un arma o un objeto ilegal o no autorizado que contenga metal, puede revisar al estudiante y sus pertenencias con un detector de metales.
     
    F. Confiscación de materiales ilegales: si al realizarse una investigación en forma correcta se encuentran materiales ilegales o de contrabando, dichos hallazgos se entregarán a las autoridades legales pertinentes para su eliminación.